Ejercicios Efectivos para Eliminar la Disfunción Eréctil
3.9 (77%) 20 votes

¿Estás sufriendo de disfunción eréctil leve? Esta disfunción se suele presentar de vez en cuando. También puedes tener erecciones muy breves, pero no siempre, asi que lo primero es identificar los sintomas de la disfunción. Son contadas las veces que tienes una erección normal y duradera.

Si este es tu caso, tal vez no tengas un problema de disfunción eréctil como tal. Sin embargo, tienes probabilidades de sufrirlo si no haces algo al respecto.

La disfunción eréctil puede ir empeorando con el tiempo. Además de eso, es importante que te hagas un chequeo médico completo, porque puede ser síntoma de que estás comenzando a sufrir alguna otra enfermedad.

Para poder evitar sufrir de problemas de erección, o bajar la frecuencia de días sin poder hacer una erección. Puedes realizar una serie de ejercicios, tanto físicos como psicológicos, que te ayudarán a mejorar en gran medida, está comprobado que los ejercicios son el mejor tratamiento para los problemas de erección .

Cuales son los Ejercicios para Curar la Disfunción Eréctil mas Efectivos ?

ejercicios para tratar la disfunción eréctil

  1. Ejercicios de Relajación

Una de las razones por las que suele ocurrir disfunción eréctil, son las psicológicas. Muchas de ellas provienen del estrés, de problemas en el hogar, inseguridad, baja autoestima.

Los ejercicios de relajación son ideales para ayudarte a encontrar calma contigo mismo. Entre los beneficios que conseguirás practicando ejercicios de relajación, están los siguientes:

  • Disminuirás el agotamiento y podrás tener sueños más profundos.
  • Reducirás el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares. Los cuales son causa de la disfunción eréctil, en su mayoría.
  • Disminuirás el estrés y por lo tanto podrás relajarte mejor a la hora de un encuentro sexual.
  • Tendrás mayor estabilidad emocional. Cuando te relajas, con el tiempo aprendes a ver tu vida en perspectiva. Podrás aprender a meditar y a sentirte bien contigo mismo.
  • Serás una persona mucho más enérgica. No sufras de constantes agotamientos.

Los ejercicios de relajación los puedes hacer acostado en la cama o sentado cómodamente. Vas a hacer consciencia de tu respiración. Cada inhalación debe durar cinco segundos, retienes el aire por cinco segundos más, por último sueltas el aire en cincos segundos. No sueltes el aire rápido, hazlo lento.

Vas a repetir esta operación tantas veces sea necesario, más de veinte veces. Hasta que tu mente ya no esté pensando en nada más que el flujo de tu respiración.

Luego vas a hacer consciencia de tu cuerpo, mientras sigues respirando. Vas a relajar cada parte de cuerpo, dejar que caiga por la gravedad. Mantente en ese estado unos veinte minutos diarios. Verás que después te sentirás mucho mejor. Dejar la mente en blanco un rato, ayuda a descansar el cerebro, a relajarse. Muchas veces nuestro cerebro no descansa de tanto pensar, darle un momento de silencio lo ayuda a regenerarse y a pensar con más claridad.

Estos ejercicios de relajación son perfectos para hacerlo, después de una sesión de ejercicios cardiovascular.

  1. Ejercicio Cardio Vascular 

El ejercicio cardiovascular sirve para todo, incluso para disminuir la disfunción eréctil. Sucede que el sistema cardiovascular es el que se encarga de mantener los latidos del corazón estable y el flujo sanguíneo adecuado. Cuando el sistema cardiovascular no está estable, vienen otros problemas como infartos, disfunción eréctil, etc.

El corazón y la sangre son necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo, por eso hacer ejercicio cardiovascular te ayudará muchísimo. Las ventajas de practicar cardio son las siguientes:

  • Mejoras el flujo sanguíneo, verás que después de una sesión de entrenamiento, tu sangre pareciera que corre más rápido por tu cuerpo. Incluso tus mejillas se sonrojan.
  • Quemas calorías. La obesidad es una de las causas de disfunción eréctil. Las grasas se pueden alojar en las paredes de las arterias, ralentizando el flujo sanguíneo. Quemar calorías ayuda a limpiar las paredes arteriales.
  • Tienes más energía. Hay personas que caminan diez minutos y están agitadas. Imagínelas teniendo sexo. Cuando haces ejercicio cardiovascular tu cuerpo adquiere más resistencia, esa resistencia también se hará notar en los encuentro sexuales.

Si no estás acostumbrado a realizar ejercicio, puedes comenzar caminando diariamente durante media hora. Despues de un par de semanas sube la intensidad frecuentemente. Cuando hay intervalos de intensidades, el ejercicio se aprovecha mejor.

Cuando tengas un mayor rendimiento físico, puedes optar por comenzar a practicar algún HIIT. Estos son ejercicios de alta intensidad por intérvalos. Son ideales para poner el flujo sanguíneo a millón y para quemar muchísimas calorías. Te harán más resistente todavía.

  1. Ejercitar el Suelo Pélvico

Los ejercicios de kegel son ideales para fortalecer el músculo pubocoxígeo. Este músculo es el que se encuentra entre el ano y la base del pene, cruzando toda la zona pélvica.

Cuando aprendes a controlar este músculo y lo fortaleces, serás capaz de controlar tu erección. Las ventajas de los ejercicios de kegel para hombre son estas:

  1. Tendrás erecciones más fuertes y duraderas.
  2. Disfrutarás de orgasmos más intensos.
  3. Podrás eyacular con más fuerza.
  4. Aguantarás más tiempo en la cama.
  5. Evitarás el riesgo de sufrir incontinecia urinaria.
  6. Podrás retener la eyaculación, cuando no quieras acabar aún.
  7. Serás capaz de tener una erección más de una vez al día.
  8. Se evitará la disfunción sexual después de los 40 años.

Los ejercicios de kegel mejoran la salud sexual masculina en un 100% siempre es bueno practicarlos diariamente. Es un hábito que no debes eliminar nunca de tu vida.

Antes de comenzar a realizar los ejercicios debes identificar el músculo pubocoxígeo. Cuando orines intenta retener la orina sin usar tus manos. Sentirás que un músculo entre el ano y la base de la pelvis se contrae. Retén la orina varias veces hasta que estés seguro de identificar cuál es el músculo.

Otra forma de identificarlo es cuando tengas una erección. Cuando tengas tu pene erecto, intenta hacerlo rebotar. Verás que al tratar de hacer el movimiento de rebote, sin mover el resto de tu cuerpo, sentirás un músculo contraerse allí abajo.

Si no puedes poner tu pene erecto, por la disfunción eréctil, también lo puedes hacer cuando esté flácido. Intenta atraer el pene hacia tu cuerpo, como contraerlo. Cuando hagas ese movimiento, se contraerá el músculo pubocoxígeo también.

Puedes realizar los ejercicios de kegel de dos formas:

La primera forma:

Tienes que sentarte en una silla con las piernas un poco separadas. Mueves el tronco recto hacia adelante, colocas las manos sobre las piernas. Luego vas a contraer el músculo pubocoxígeo y lo mantedrás así por cinco segundos. Después lo relajas e intentarás mantenerlo relajado tan fuerte como puedas. Este movimiento es el kegel inverso, que es lo contrario de contraer. Vas a contraer y relajar veinticinco veces al día, durante cinco segundo cada contracción y relajación.

Luego harás contraerás y relajarás rápidamente, sin detenerte. Harás 10 repeticiones rápidas y descansas unos diez segundos. Harás cuatro series de 10 repeticiones rápidas.

La segunda forma:

Esta la puedes hacer acostado. Vas a contraer tu músculo pubocoxígeo lo más que pueda. Luego vas a relajarlo, tratando de que el músculo toque el suelo (obviamente no lo tocará, pero relaja como si quisieras que así fuera). Este ejercicio lo puedes hacer todas las noches antes de dormir.

Vas a realizar 25 repeticiones donde cada kegel durará cinco segundos. Luego harás cuatro series de diez repeticiones rápidas. Como en la forma anterior.

  1. Sentadillas

Las sentadillas son un excelente ejercicio que sirven para ejercitar todo el tren inferior. Las piernas completamente, los glúteos, la pelvis, la zona baja de la espalda y el abdomen inferior, se ven altamente beneficiados cuando realizas sentadillas.

Después de tu rutina de cardio realiza cuatro series de sentadillas de 25 repeticiones cada una. Verás que te ayudará mucho tanto a desarrollar las piernas, como a bajar de peso y a tener más resistencia.